Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Cáncer Cervicouterino

ESPECIALISTA EN CÁNCER CERVICOUTERINO

El cáncer cervicouterino ocurre cuando las células del cuello uterino crecen de manera anormal e invaden otros tejidos y órganos del cuerpo. Cuando es invasivo, este cáncer afecta los tejidos más profundos del cuello uterino y puede haberse diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis), especialmente los pulmones, el hígado, la vejiga, la vagina y el recto.
Sin embargo, el cáncer de cuello uterino es de crecimiento lento, por lo que su progresión a través de cambios precancerosos proporciona oportunidades para la prevención, la detección temprana y el tratamiento. Mejores medios de detección han significado una disminución del cáncer de cuello uterino en los EE.UU. a lo largo de las décadas.

¿Qué es el cáncer cervicouterino?

El cáncer cervicouterino es un crecimiento anormal de células malignas que se acumulan en el útero o en la cérvix y se convierten en un tumor que comienza a ceder de forma descontrolada.

La mayoría de las mujeres diagnosticadas con cambios precancerosos en el cuello uterino tienen entre 20 y 30 años, pero la edad promedio de las mujeres cuando se les diagnostica el cáncer cervical es a mediados de los 50 años.

Esta diferencia en la edad en la que se diagnostican con mayor frecuencia los cambios precancerosos y la edad en la que se diagnostica el cáncer pone de relieve la lenta progresión de esta enfermedad y la razón por la que se puede prevenir si se toman las medidas adecuadas.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Diagnostico-y-Tratamiento-de-Cancer-Cervicouterino-001-compressor

¿Cuáles son las causas del Cáncer Cervicouterino?

Las principales causas del cáncer cervicouterino son de origen genético i de características hereditarias; probablemente quien tenga familiares que hayan padecido de cáncer cervicurterino tenga una marcada propensión genética.Los genes que ayudan a las células a crecer, dividirse y mantenerse vivas se llaman oncogenes. Los genes también ayudan a mantener el control del crecimiento celular o hacen que las células mueran de manera oportuna se denominan genes supresores de tumores. Los cánceres pueden ser causados por mutaciones (defectos en los genes) en el ADN que activan los oncogenes o desactivan los genes supresores de tumores.

El VPH causa la producción de dos proteínas conocidas como E6 y E7, que inactivan algunos genes supresores de tumores. Esto puede permitir que las células que recubren el cuello uterino crezcan en exceso y desarrollen cambios en genes adicionales, lo que en algunos casos causará cáncer. Se puede decir que el VPH es un factor causante del cáncer cervicouterino. Pero el VPH no es la única causa de cáncer cervical. La mayoría de las mujeres con VPH no contraen cáncer cervical y otros factores de riesgo (como el tabaquismo y la infección por VIH) influyen en las mujeres expuestas al VPH que tienen más probabilidades de contraer cáncer cervical.

En los últimos años, los científicos han hecho grandes progresos en la comprensión de lo que le sucede a las células del cuello uterino cuando comienza el cáncer. Además, han identificado varios factores de riesgo que aumentan las probabilidades de que una mujer desarrolle cáncer de cuello uterino. El desarrollo de células humanas normales depende principalmente de la información contenida en los cromosomas de las células. Los cromosomas son grandes moléculas de ADN (conocido como ADN). El ADN es la estructura química que lleva las instrucciones para casi todo lo que hacen nuestras células. Normalmente nos parecemos a nuestros padres porque ellos son la fuente de nuestro ADN. Sin embargo, el ADN afecta más que nuestra apariencia externa.

Algunos genes (contenedores de nuestro ADN) tienen instrucciones para controlar cuándo crecen y se dividen nuestras células. Ciertos genes que promueven la división celular se llaman oncogenes. Otros que retrasan la división celular o hacen que las células mueran en el momento adecuado se denominan genes supresores de tumores. Los cánceres pueden ser causados por mutaciones (defectos en los genes) en el ADN que activan los oncogenes o desactivan los genes supresores de tumores.

¿Cuáles son los síntomas de los Trastornos Ginecológicos Endocrinos?

La mayoría de las mujeres no muestran ninguna sintomatología al principio del cáncer, por eso es tan importante descartarlo a tiempo. Por lo general, en muchas mujeres con cáncer de cuello uterino en etapa temprana, los síntomas se pueden observar.

En las mujeres con cáncer avanzado y metastásico, los síntomas pueden ser más graves dependiendo de los tejidos y órganos a los que se haya propagado la enfermedad. Un síntoma puede ser causado por una afección médica diferente que no es cáncer, por lo que las mujeres deben buscar atención médica si tienen un nuevo síntoma que no desaparece.

Cualquiera de los siguientes indicios puede ser un signo o síntoma de cáncer cervicouterino:

  • Sangrar levemente o moderadamente fuera de tiempo entre o después de la menstruación.
  • Sangrado menstrual más prolongado y más abundante de lo normal.
  • Sangrado después del coito, lavado genital o examen pélvico.
  • Aumento del flujo vaginal.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Sangrado después de la menopausia.
  • Dolor persistente de espalda y/o pélvico sin razón aparente.

Usted debe decirle a su médico si tiene alguno de estos síntomas. Cuando estos síntomas aparecen, es importante que los discuta con su médico incluso si se parecen a los síntomas de otras enfermedades menos graves. El diagnóstico y tratamiento tempranos, especialmente en las etapas tempranas del cáncer o en la etapa precancerosa, mejoran las probabilidades de prevenir o curar el cáncer.

¿Cómo se diagnostica el Cáncer Cervicouterino?

Se pueden realizar muchas pruebas para el diagnóstico del cáncer cervicouterino. También los especialistas hacen pruebas para determinar si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo desde donde comenzó. Si esto sucede, se llama metástasis. Por ejemplo, los exámenes imagenológicos pueden mostrar si el cáncer se ha diseminado. Los exámenes imagenológicos muestran imágenes del interior del cuerpo. Es especialista también puede realizar pruebas para saber que tratamientos pueden funcionar mejor.

Para la mayoría de los tipos de cáncer, una biopsia es la única manera segura para que el médico averigüe si una cierta área del cuerpo tiene cáncer. Durante la biopsia, el médico toma una pequeña muestra de tejido para analizarla en un laboratorio. Si no se puede realizar una biopsia, el médico puede sugerir que se realicen otras pruebas para ayudar a establecer un diagnóstico.

Esta lista describe las opciones para diagnosticar este tipo de cáncer. No todas las pruebas enumeradas a continuación se utilizarán para todas las personas. Algunos o todos estos exámenes pueden ayudar a su médico a planear el tratamiento para su cáncer. Para el diagnostico tu médico especialista puede considerar los siguientes factores:

  • Tipo de cáncer que se sospecha.
  • Sus signos y síntomas.
  • Su edad y condición médica.
  • Los resultados de exámenes médicos anteriores.

Además del examen físico, se pueden utilizar los siguientes exámenes para diagnosticar el cáncer de cuello uterino:

Examen pélvico. En este examen, el médico palpa el útero, la vagina, los ovarios, el cuello uterino, la vejiga y el recto para detectar cambios inusuales. Por lo general, la prueba de Papanicolaou se realiza al mismo tiempo.

Prueba de Papanicolaou. Durante una prueba de Papanicolaou, el médico raspa ligeramente la parte externa del cuello uterino y la vagina y toma muestras de las células para analizarlas.

Los métodos mejorados de la prueba de Papanicolaou han facilitado a los médicos la detección de células cancerosas. Las pruebas tradicionales de Papanicolaou pueden ser difíciles de leer porque las células pueden estar secas, pueden estar cubiertas de moco o sangre, o pueden estar aglomeradas en el portaobjetos.

La prueba citológica de base líquida, a menudo conocida como ThinPrep o SurePath, transfiere una capa delgada de células a un portaobjetos después de extraer sangre o moco de la muestra. La muestra se conserva para que otras pruebas, como la prueba del VPH (ver Prevención), se puedan realizar al mismo tiempo.

En las pruebas de detección computarizadas, a menudo llamadas AutoPap o FocalPoint, se utiliza una computadora para escanear la muestra en busca de la presencia de células anormales.

Tipificación del VPH. Una prueba de VPH es similar a una prueba de Papanicolaou, es decir, se realiza en una muestra de células del cuello uterino de la paciente. El médico puede realizar una prueba de VPH al mismo tiempo que la prueba de Papanicolaou o después de que los resultados de la prueba de Papanicolaou muestren cambios anormales en el cuello uterino. Ciertas cepas del VPH, como el VPH-16 y el VPH-18, se encuentran con mayor frecuencia en mujeres con cáncer de cuello uterino y pueden ayudar a confirmar un diagnóstico. Si esta prueba resulta positiva se realizan otras pruebas:

Colposcopia. El médico puede realizar una colposcopia para visualizar áreas anormales en el cuello uterino. La colposcopia también se puede utilizar para realizar una biopsia cervicouterina.

Biopsia. Una biopsia es la extracción de una pequeña cantidad de tejido para examinarlo bajo el microscopio. Otros exámenes pueden indicar cáncer, pero sólo una biopsia puede hacer un diagnóstico definitivo.

¿Cuáles son los Tratamientos del Cáncer Cervicouterino?

Cirugía
Consiste en la extirpación del tumor y de parte del tejido sano circundante durante la misma. Un ginecólogo oncólogo es un médico que se especializa en el tratamiento quirúrgico del cáncer ginecológico.

Una histerectomía consiste en una cirugía de extirpación del útero y del cuello uterino. La histerectomía puede ser simple o radical. Una histerectomía simple es la extirpación del útero y del cuello uterino. Una histerectomía radical es la remoción del útero, el cuello uterino, el área superior de la vagina y el tejido circundante al cuello uterino. Una histerectomía radical implica una disección extensa de los ganglios linfáticos pélvicos, lo que significa que se extirpan los ganglios linfáticos.

La cervicalectomía radical es un procedimiento quirúrgico en el cual se extirpa el cuello uterino, pero el útero se deja intacto. Consiste en la disección de los ganglios linfáticos pélvicos. Esta cirugía puede ser usada para pacientes jóvenes que desean preservar su fertilidad. Este procedimiento se ha convertido en una alternativa aceptable a la histerectomía para algunas pacientes.

Para los casos en los que el cáncer de cuello uterino se ha propagado más allá del cuello uterino, se puede utilizar el siguiente procedimiento:

Una exenteración pélvica es la extirpación del útero, la vagina, la parte inferior del colon, el recto o la vejiga si el cáncer de cuello uterino se ha diseminado a estos órganos después de la radioterapia (ver abajo). La exenteración pélvica rara vez es necesaria. Se utiliza principalmente en algunas personas cuyo cáncer ha reaparecido después de la radioterapia.

Terapia de radiación

La radioterapia es el uso de rayos X u otras partículas de alta potencia para destruir las células cancerosas. El médico que se especializa en administrar radioterapia para tratar el cáncer se llama radioncólogo. La radioterapia se puede administrar sola, antes de la cirugía o en lugar de la cirugía para reducir el tamaño del tumor. Muchas mujeres pueden ser tratadas con una combinación de radioterapia y quimioterapia.

Quimioterapia

La quimioterapia es el uso de medicamentos para matar las células cancerosas, generalmente al detener su capacidad de crecer y dividirse. La quimioterapia es administrada por un oncólogo ginecólogo o un oncólogo clínico, médicos que se especializan en el tratamiento del cáncer con medicamentos.

La quimioterapia sistémica entra en el torrente sanguíneo para alcanzar las células cancerosas en todo el cuerpo. Las formas frecuentes de administrar quimioterapia incluyen un tubo intravenoso (IV) que se coloca en una vena con una aguja, o una píldora o cápsula que se ingiere (por vía oral).

Un régimen o programa de quimioterapia generalmente consiste en un número específico de ciclos que se administran durante un período de tiempo determinado. Un paciente puede recibir un medicamento a la vez o combinaciones de diferentes medicamentos administrados al mismo tiempo.

Si tiene alguna sospecha de que padece unos síntomas similares a los anteriores, o presenta algún sangrado no común, acuda de inmediato a su médico especialista. Su este es su caso usted puede agendar una consulta con el Doctor Juan Rivero Corona, ginecólogo en CDMX. No dude enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero es especialista en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del cáncer cervicouterino.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Diagnostico-y-Tratamiento-de-Cancer-Cervicouterino-002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button