Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Cesárea y Parto Humanizado

ESPECIALISTA EN CESÁREA

El procedimiento quirúrgico que se ha usado para facilitar los nacimientos, es la cesárea, la misma consiste en una muy pequeña u fina incisión del bajo vientre justo en el pliegue ventral para la extracción del feto o bebé y de este modo facilitar el nacimiento. Generalmente la cesárea se programa por algunos problemas que pudiera tener la madre que pongan en peligro su vida o la del bebé.

El procedimiento se lleva a cabo siguiendo los principios del Parto Humanizado, en los que la principal importancia la tienen la madre y el bebé que está por nacer.

¿Qué es la Cesárea?

Una cesárea es un tipo de parto en el que se hace una incisión quirúrgica en el abdomen de la madre (laparotomía) y el útero para extirpar uno o más fetos. Por lo general, se realiza cuando un parto vaginal puede llevar a complicaciones médicas.

¿Para qué se realiza la Cesárea?

La cesárea es una operación quirúrgica para extraer el feto y la placenta abriendo el abdomen y el útero. Al principio, la cesárea era una operación que sólo se realizaba cuando la madre moría y el feto seguía vivo por dentro. Posteriormente se realizó en aquellos casos en los que el parto por vía vaginal era totalmente imposible. Hoy en día es la cirugía obstétrica más común en las sociedades desarrolladas, ya que se considera el procedimiento más seguro para resolver las complicaciones del parto vaginal y mantener el bienestar fetal.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Nacimiento-por-Cesarea-v001-compressor

¿Cómo es el procedimiento para realizar una Cesárea?

La cesárea es una operación quirúrgica para extraer el feto y la placenta abriendo el abdomen y el útero. Al principio, la cesárea era una operación que sólo se realizaba cuando la madre moría y el feto seguía vivo por dentro. Posteriormente se realizó en aquellos casos en los que el parto por vía vaginal era totalmente imposible. Hoy en día es la cirugía obstétrica más común en las sociedades desarrolladas, ya que se considera el procedimiento más seguro para resolver las complicaciones del parto vaginal y mantener el bienestar fetal.

Una cesárea se practica de la siguiente manera:

  • Se aplica la anestesia epidural.
  • El área pélvica se afeita.
  • Se coloca una sábana en la cintura como ventana. De esta manera, la madre no ve todo el procedimiento, ya que puede encontrar algo desagradable, especialmente debido a la sangre.
  • Se desinfecta el área y se cortan las capas sucesivas hasta la cavidad uterina.
  • Después de romper la bolsa, se retira al bebé. Es común que la ventana se retire justo cuando se está sacando al bebé para que la madre pueda verla.
  • El bebé se acerca a la madre para que ella pueda abrazarlo.
  • Se extrae la placenta.
  • Las incisiones se cierran con grapas y/o puntos de sutura.

En la actualidad, la cirugía ha avanzado mucho y todo el proceso puede durar aproximadamente de 15 a 20 minutos, incluyendo la extracción de la placenta. A este tiempo hay que añadir unos 30-40 minutos para cerrar el útero y el abdomen. La relativa seguridad de esta intervención le ha hecho olvidar sus riesgos. Esto ha conducido a un aumento del porcentaje de partos por cesárea, de modo que el promedio está por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Proceso de Recuperación de una Cesárea

Lo primero ante una cesarea es la recuperación de la anestesia, no todas las mujeres reaccionan de la misma manera a ella, por lo que se deberá tomar la precaución de la observación médica luego de salir del quirófano.

La recuperación de una cesárea es más lenta que la de un parto normal, sin embargo, en el hospital se puede estar de 48 a 72 horas después de haberla realizado; el médico le enviará a casa en este periodo de tiempo y cuando considere que puede caminar y valerse por sí misma aunque con cuidados y reposo.

Es posible que Ud. presente inflamación tras una cesárea sobre todo si le ha sido colocada una sonda urinaria, como protocolo normal de casa operación que se hace por el área ventral y útero, además no será extraño que haya inflamación después de un procedimiento quirúrgico.

La madre podrá levantarse de la cama a las 2 horas y debe intentar ir al baño en lo posible, para evitar infecciones. Al levantarse le será más fácil a su útero, volver a su tamaño original ya que el movimiento facilita las contracciones que evitarán problemas posteriores.

El médico administrara antibióticos vía intravenosa y luego en casa por la vía oral a fin de evitar complicaciones con la herida o con el procedimiento, también puede administrar analgésicos su dolor es suficiente como para tomarlos, normalmente una intervención quirúrgica amerita.

Riesgos de la Cesárea

En ocasiones las cesáreas son estrictamente necesarias para preservar la vida y la salud de la madre o el bebé, y como señala la OMS, están indicadas cuando el parto vaginal supone un riesgo para la madre y el niño, ya sea por presentación anormal, parto prolongado o sufrimiento fetal; pero esta organización también indica que la tasa de cesáreas ha ido en aumento, alejándose mucho del porcentaje ideal del 10 al 15%.

Lo que sucede es que en aquellos casos en los que la intervención no está justificada, las consecuencias negativas se presentan no sólo a corto plazo, sino también a medio y largo plazo. Además de los riesgos inmediatos como sangrado más frecuente, problemas derivados de infecciones, consecuencias del uso de anestésicos, problemas respiratorios en el bebé, hay otra serie de secuelas o consecuencias que son de naturaleza emocional.

Hoy en día la cesárea es una de las cirugías más seguras a pesar de los riesgos, ya que otras cirugías no son menos peligrosas; en la actualidad existen métodos postquirúrgicos que permiten el fácil manejo de posible complicaciones y su precaución.

Básicamente se pueden evitar por vía de los cuidados dentro del hospital, infecciones, hemorragias y complicaciones inherentes, el control médico dentro y fuera del hospital es riguroso en cada uno de los casos por lo que la tasa de mortalidad para este procedimiento es muy irrelevante, para los profesionales médicos se ha convertido en una especial cirugía de rutina.

La experiencia en cesáreas por parte del médico es fundamental; en caso de que usted desee una consulta con el Doctor Juan Rivero Corona, ginecólogo en CDMX. No dude en enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero cuenta con amplia experiencia la realización de diversos procedimientos ginecológicos, incluyendo cesáreas segmentarias o las del tipo que sea necesaria para cada caso.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Nacimiento-por-Cesarea-v002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button