Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Miomatosis Uterina

MIOMATOSIS UTERINA

La miomatosis uterina es una de las enfermedades más comunes en las mujeres durante el período de actividad sexual. Los miomas pueden ser asintomáticos, o pueden presentarse con menorragia, dolor, infertilidad o pérdida recurrente de embarazos.

Dentro de los factores de riesgo para la miomatosis uterina se encuentran la obesidad, no tener hijos y no utilizar la píldora anticonceptiva oral a largo plazo. Por otra parte, estas tumoraciones tienden a encogerse o atrofiarse después de la menopausia.

¿Qué es la Miomatosis Uterina?

La miomatosis uterina es el crecimiento celular benigno (no canceroso) que se desarrolla en la pared muscular del útero, la acumulación de estas células conforma los denominados miomas o fibromas uterinos.

Los miomas constituyen los tumores pélvicos benignos más comunes. Aproximadamente el 22 por ciento de las mujeres presentan miomatosis durante su vida reproductiva.

Los miomas pueden ser microscópicos o crecer lentamente hasta llenar toda la cavidad uterina. Pueden presentar diferentes formas y tamaños y, aunque pueden ser únicos, en su mayoría son múltiples.

La ubicación de los miomas es muy importante, ya que de acuerdo a su localización pueden convertirse en un factor que dificulte o impida la producción de un embarazo.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Diagnostico-y-Tratamiento-de-Miamitosis-Uterina-001-compressor

Estos tumores están presentes tanto en mujeres fértiles como infértiles. Sin embargo, el 80 por ciento de los casos de infertilidad relacionados con un factor uterino se deben a miomas que afectan a la cavidad uterina, como es el caso de algunos fibromas intramurales y submucosos.

Los miomas se clasifican según su ubicación en:

  • Intramurales: se encuentran en la pared muscular del útero y pueden afectar a la fertilidad si miden más de 4 cm de largo.
  • Submucosos: se forman en la superficie del revestimiento del útero y pueden afectar a la implantación del embrión.
  • Subserosos: estos se encuentran en en la zona externa del útero y por lo regular no inciden en la posibilidad de embarazo.

Dentro de los problemas que representan ciertos miomas para el desarrollo y feliz término de un embarazo encontramos:

  • Aumento del riesgo de aborto espontáneo.
  • El impedimento del crecimiento del feto.
  • Parto prematuro debido a un espacio uterino insuficiente.
  • Obstrucción del canal cervical.
  • Obstrucción durante el parto.
  • Hemorragia postparto.

¿Cuáles son las causas de la Miomatosis Uterina?

A la luz de las diversas investigaciones y hallazgos respecto al tema, es probable que la miomatosis uterina sea causada por muchos elementos que interactúan entre sí. Actualmente no se conocen con exactitud cuáles son las causas de esta patología.

La evidencia indica que múltiples causas juegan un rol en su crecimiento, las investigaciones sugieren que alguno o todos los factores que se enumeran a continuación podrían desempeñar un papel en el crecimiento de los fibromas uterinos:

  • Mutaciones en algunos genes específicos.
  • El estrógeno y la progesterona.
  • Hormonas de crecimiento.
  • Disminución o ausencia de ciertos micronutrientes.

¿Cuáles son los síntomas de la Miomatosis Uterina?

Es importante señalar que los síntomas asociados a los miomas dependen de su tamaño, ubicación y número. En muchos casos la mujer no presenta ninguna afección que esté relacionada con esta patología y aun así padecerla.

Sin embargo, la mayoría de los fibromas pueden causar síntomas incómodos y a veces dolorosos, como:

  • Sangrado intenso.
  • Períodos menstruales excesivamente largos.
  • Calambres pélvicos o períodos menstruales dolorosos.
  • Anemia.
  • Sangrado entre períodos.
  • La paciente dice sentirse inflamada en el bajo abdomen, a esto se le denomina presión pélvica.
  • Micción frecuente (causada por un fibroma que presiona la vejiga).
  • Dolor durante el sexo.
  • Dolor lumbar.
  • Problemas reproductivos, como la infertilidad, abortos múltiples y el inicio temprano del trabajo de parto durante el embarazo.
  • Problemas obstétricos, como el aumento de la probabilidad de una cesárea.

¿Cómo se diagnostica la Miomatosis Uterina?

La evaluación de los fibromas se basa principalmente en los síntomas que presenta la paciente: sangrado menstrual anormal, síntomas de bulto, dolor pélvico o hallazgos que sugieren anemia.

Cuando se diagnostica la miomatosis uterina se realiza un examen ginecológico estándar y un ultrasonido o ecosonograma. Durante el exploración, el médico examinará los órganos sexuales y realizará la palpación del abdomen y el tacto rectal.

A veces se encuentran miomas en mujeres asintomáticas durante el examen pélvico de rutina o incidentalmente durante la obtención de imágenes. En general, la ultrasonografía es la modalidad de imagen inicial preferida para el diagnóstico de la miomatosis uterina.

El ultrasonido proporciona al médico información sobre el útero, la cavidad uterina, el tamaño de los miomas individuales, así como un chequeo de otros órganos pélvicos.

El ultrasonido transvaginal es entre un 90 y un 99 por ciento sensible para detectar miomas uterinos, pero puede pasar por alto los fibromas subserosos o pequeños. El uso de la ecohisterografía o la histeroscopia mejora la sensibilidad para detectar los miomas submucosos.

¿Cuáles son los tratamientos para la Miomatosis Uterina?

Si la miomatosis uterina no causa problemas, es posible no recibir tratamiento y sólo someterse a exámenes ginecológicos regulares. En mujeres mayores, que tienen problemas significativos, están al borde de la menopausia y no planean ningún embarazo, se puede extirpar todo el útero.

Este procedimiento se conoce como histerectomía. Es una cirugía que se realiza bajo anestesia total con varios días de hospitalización. El útero se puede extirpar a través del abdomen por medio de una incisión abierta, se puede extraer por vía laparoscópica o a través de la vagina.

La laparoscopia es un método en el que el médico realiza varias pequeñas aberturas en el abdomen. A través de estos orificios, usando un dispositivo óptico y otras herramientas, extrae el útero, observando todo el procedimiento en un monitor.

Los ovarios y las trompas de Falopio suelen quedar, ya que su función, ligada a la producción de hormonas, es importante. Si la mujer ya ha pasado por la menopausia, estos órganos también se extirpan.

Otro procedimiento se utiliza para las mujeres jóvenes que planean tener un hijo, en este caso, es importante salvar el útero y sólo eliminar los tumores que evitarían el embarazo. Estos se extirpan por laparoscopia o histeroscopia.

En general la miomatosis uterina es una afección que puede comprometer la fertilidad y generar molestias de diversa gravedad en la mujer, si usted tiene alguna sospecha de que padece miomatosis uterina, o presenta algún síntoma, debería acercarse a su médico.

En caso de que usted desee agendar una consulta con el Dr. Juan Rivero Corona, Ginecólogo y Obstetra en la Ciudad de México, no dude enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero se especializa en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la miomatosis uterina.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Diagnostico-y-Tratamiento-de-Miamitosis-Uterina-002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button