Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Deseo Sexual Hipoactivo

TRASTORNO DEL DESEO SEXUAL HIPOACTIVO

El trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH) es la disfunción sexual más frecuente en las mujeres. La queja de bajo deseo se convierte en un trastorno sexual cuando causa una grave angustia personal a la mujer.

Aunque es normal tener momentos en los que no te sientes ganas, un deseo sexual persistentemente bajo es a menudo una señal de que tu cuerpo no está funcionando como debería.

Es una disfunción bastante común, que afecta a una de cada 10 mujeres. También es una disfunción que es fácil de hacer pasar por un efecto normal de sentirse cansada y estresada, o simplemente como un efecto secundario del proceso de envejecimiento.

¿Qué es el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo?

El TDSH se define como la ausencia o disminución de los sentimientos de interés o deseo sexual, la ausencia de pensamientos o fantasías sexuales y la falta de deseo receptivo. Las motivaciones para intentar excitarse sexualmente son escasas o inexistentes.

Se considera que la falta de interés va más allá de una disminución normativa con el ciclo de vida y la duración de la relación. La disminución del deseo sexual es muy común entre las mujeres, ya que cerca del 35% de las mujeres experimentan una disminución del deseo sexual.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Deseo-Inhibido-001-compressor

¿Cuáles son las causas del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo?

El TDSH puede ser causado por un factor físico, como la diabetes, enfermedad cardiaca, ciertos medicamentos o una disminución en la producción de hormonas específicas en el cuerpo.

También puede ser el resultado de un evento o trastorno emocional, como la ansiedad o la depresión.

La menopausia prematura es una causa frecuente de la pérdida generalizada de deseo determinada biológicamente; cuanto más joven es la mujer, mayor es la angustia que esta pérdida le causa.

El dolor durante las relaciones sexuales, relacionado con factores que van desde la hiperactividad del suelo pélvico hasta una mialgia, es un factor frecuentemente pasado por alto que predispone, precipita y mantiene la pérdida de deseo adquirida.

Las causas emocionales más comunes del TDSH son la ansiedad y la depresión. También se puede comenzar a perder el interés sexual debido a un evento traumático o difícil con la pareja.

Por otra parte es posible que el abuso sexual o el trauma del pasado afecten el nivel de interés en el sexo. El TDSH a menudo es causado por una combinación de factores emocionales, y cada factor afecta el deseo sexual a su manera.

¿Cuáles son los síntomas del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo?

Hay varios síntomas principales del TDSH:

  • Una total falta de interés, o un nivel muy limitado de interés, en el sexo.
  • Ausencia de pensamientos, sueños y fantasías sexuales.
  • La persona podría evitar la masturbación, incluso si se masturba, es posible que experimente un nivel de placer reducido.
  • Aunque es posible que no evite completamente la actividad sexual. Si la pareja inicia el sexo, podría participar. Sin embargo, las personas con TDSH suelen experimentar cierto nivel de dificultad para disfrutar de la actividad sexual tanto como lo harían normalmente.

A veces, el TDSH involucra todos los síntomas anteriores. En otros casos, sólo involucra uno o dos. La gravedad del TDSH puede variar enormemente de una persona a otra: mientras que una persona puede no tener ningún impulso sexual, es posible que otra sólo experimente un interés leve en la actividad sexual.

¿Cómo se diagnostica el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo?

Para realizar el diagnóstico del trastorno del deseo sexual hipoactivo, el especialista debe estudiar:

  • Perfil hormonal: testosterona total y libre, prolactina, estradiol, globulina fijadora de hormonas sexuales, con una muestra de plasma al tercer o cuarto día desde el comienzo de la menstruación en las mujeres fértiles; la hormona folículo estimulante (FSH) y todo lo anterior, en mujeres perimenopáusicas; la hormona estimulante de la tiroides (TSH) cuando se indica individualmente.
  • El suelo pélvico: en todos sus componentes, con un examen ginecológico, sexológico y/o fisiátrico completo, en particular cuando se informa de comorbilidad con trastornos de excitación, orgasmo y/o dolor sexual.
  • Factores psicosexuales y estado afectivo: primero la depresión, con remisión a un psiquiatra, terapeuta sexual o terapeuta de parejas para un diagnóstico completo si está indicado.

¿Cuáles son los tratamientos para el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo?

El tratamiento a aplicar debe estar orientado en función de las causas que están generando el TDSH:

Causado por factores hormonales:
Si las pruebas hormonales identifican alguna deficiencia, el médico podría recomendar una forma de medicación para llevar las hormonas a niveles saludables. En este caso, el tratamiento de elección es la terapia de estrógeno (píldoras, crema o un anillo de estrógeno).

  • Causado por problemas de salud específicos:
    Si existe una condición de salud previa, lo más probable es que el médico se centre en solucionar el problema subyacente. Factores de salud como la obesidad, diabetes, problemas cardiacos, el nivel de actividad y el estrés pueden afectar al deseo sexual y, en algunos casos contribuir al TDSH.Si es el resultado de un problema de salud emocional o mental, el especialista podría referir a la paciente a un psiquiatra o psicólogo para ayudarle a identificar y resolver los problemas de fondo que le impiden disfrutar de una vida sexual satisfactoria, ya sea en solitario o con su pareja.Además de la medicación, el especialista puede recomendarle que haga cambios en su estilo de vida, como aumentar la cantidad de tiempo que dedica al ejercicio, modificar sus hábitos alimenticios o reducir el consumo de alcohol y tabaco.
  • Causado por la medicación:
    Muchos medicamentos ampliamente utilizados, como los antidepresivos, pueden tener efectos significativos en el impulso sexual. En estos casos el médico podría recomendar el cambio a un compuesto alternativo o un ajuste de la dosis.

Si todo lo anterior falla, hay medicamentos disponibles para tratar el TDSH, en general funcionan estimulando los receptores del cuerpo responsables del interés sexual.

Son eficaces y seguros, pero requieren cambios en el estilo de vida, por ejemplo, al usar algunos de ellos hay que abstenerse del consumo de alcohol, pues la ingesta de ambos puede potenciar la hipotensión.

El trastorno del deseo sexual hipoactivo es poco reconocido y tratado, además provoca una gran morbilidad en las relaciones. Una historia y un examen físico minuciosos son fundamentales para diagnosticar y determinar correctamente el agente o agentes causales. Con el tratamiento adecuado, se pueden lograr mejoras sustanciales.

En caso de que usted desee agendar una consulta con el Dr. Juan Rivero Corona, Ginecólogo Obstetra en México, no dude enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero se especializa en el diagnóstico y tratamiento del trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Deseo-Inhibido-002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button