Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Miomectomía

MIOMECTOMÍA

Los fibromas (también llamados miomas) son crecimientos compuestos de tejido conectivo y células musculares. Pueden presentarse como una o varias tumoraciones que crecen dentro del músculo del útero o incluso en otra parte de la pelvis. Por lo general, no son cancerosos.

Los fibromas son extremadamente comunes, aunque la mayoría de las pacientes que los padecen son relativamente asintomáticas, existen algunas que tienen síntomas molestos, como menstruaciones abundantes, urgencia urinaria, presión pélvica y/o dolor abdominal.

Actualmente para las mujeres con fibromas sintomáticos existen muchas opciones de tratamiento, incluida la terapia médica y los procedimientos no invasivos. Dentro de las opciones quirúrgicas la histerectomía se elige cuando no se interesa preservar la integridad uterina.

Sin embargo, para las pacientes que requieren una operación que les permita tener hijos posteriormente, a menudo se recomienda la miomectomía como una alternativa segura y eficaz.

¿Qué es la Miomectomía?

La miomectomía es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo para remover fibromas a la vez que se preserva el útero. Es la mejor opción de tratamiento para las mujeres que tienen fibromas y quieren tener hijos en el futuro.

¿Para qué sirve la Miomectomía?

La incidencia y la gravedad de los miomas aumentan con la edad, lo que hace que los fibromas uterinos sean una condición clínica común en muchas mujeres con el paso del tiempo.

Además, la reciente tendencia a retrasar la procreación ha aumentado la demanda de un tratamiento conservador para eliminar los fibromas uterinos, con la finalidad de preservar el potencial reproductivo, siendo esta una razón de peso para elegir la miomectomía como alternativa a la histerectomía.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Miomectomia-001-compressor

¿Cómo se realizan la Miomectomía?

La miomectomía se pueden realizar de varias maneras. Según el tamaño, la cantidad y la ubicación de los fibromas, es posible que pueda someterse a una miomectomía abdominal, una laparoscópica o una histeroscópica:

  • Miomectomía abdominal. Es un procedimiento quirúrgico en el que se hace una incisión a través de la piel de la parte inferior del abdomen (en la zona pélvica), y se eliminan los fibromas de la pared del útero. Luego el músculo uterino se sutura. La paciente estará dormida durante el procedimiento.
  • Miomectomía laparoscópica. Sólo ciertos miomas pueden ser removidos por esta técnica, si son grandes, numerosos o están profundamente incrustados en el útero, puede ser necesaria una miomectomía abdominal.
    La paciente estará dormida durante el procedimiento, que se realiza en el quirófano. Primero se hacen cuatro incisiones de un centímetro en la parte baja del abdomen: una en el ombligo, una debajo de la línea del bikini (cerca del vello púbico) y una cerca de cada cadera.
    La cavidad abdominal se llena entonces con gas de dióxido de carbono. Un telescopio delgado e iluminado, llamado laparoscopio, se introduce a través de una incisión, permitiendo a los médicos ver los ovarios, las trompas de Falopio y el útero.
    Se utilizan instrumentos largos, insertados a través de las otras incisiones, para extirpar los fibromas. El músculo uterino se sutura. Al final del procedimiento, se libera el gas y se cierran las incisiones de la piel.
  • Miomectomía histeroscópica. Sólo las mujeres con fibromas submucosos son elegibles para una miomectomía histeroscópica, los que se localizan dentro de la pared uterina no pueden ser removidos con esta técnica.
    Es un procedimiento quirúrgico ambulatorio, la paciente suele estar dormida, acostada boca arriba con los pies apoyados en estribos ginecológicos. Se coloca un espéculo en la vagina. Un largo y delgado telescopio se coloca a través del cuello del útero en la cavidad uterina.
    Se introduce líquido en el útero para separar las paredes. Los instrumentos que se pasan a través del histeroscopio se utilizan para afeitar los fibromas submucosos.

¿Cómo es el proceso de recuperación?

El proceso de recuperación varía en función del tipo de miomectomía realizada:

  • Miomectomía abdominal. Usualmente se requieren 2 noches de hospitalización y de 4 a 6 semanas recuperándose en casa. Después del procedimiento, tendrá una cicatriz horizontal de cuatro pulgadas cerca de la línea del vello púbico.
  • Miomectomía laparoscópica. La hospitalización es de 1 noche y de 2 a 4 semanas recuperándose en casa. Le quedarán pequeñas cicatrices en la piel donde se hicieron las incisiones.
  • Miomectomía histeroscópica. Al finalizar la intervención, la paciente podrá irse a casa tras varias horas de observación en la sala de recuperación, es posible que experimente calambres y un ligero sangrado después del procedimiento. La recuperación va de 1 a 4 días de descanso. No tendrá ninguna cicatriz en la piel después del procedimiento.

¿Cuáles son los riesgos?

Los riesgos más frecuentes que se presentan al aplicar las miomectomías son:

  • Los fibromas pueden volver a crecer. Cuanto más joven sea y más fibromas tenga en el momento de la miomectomía, más probabilidades tendrá de volver a desarrollar fibromas en el futuro.
  • Como cualquier procedimiento quirúrgico, una miomectomía abdominal tiene algunos riesgos, aunque son raros, el más importante es la infección después de la cirugía.
  • En la miomectomía abdominal la pérdida de sangre durante la cirugía puede requerir una transfusión.
  • Una miomectomía laparoscópica tiene algunos riesgos, eventualmente pueden darse lesiones en los órganos internos y hemorragias. Además, el útero puede estar más débil después de la cirugía. Por lo tanto, a las mujeres que planean quedar embarazadas en el futuro se les suele recomendar una miomectomía abdominal.
  • Amenazas a la fertilidad debido a la formación de adherencias producidas luego de una miomectomía, ya que las mismas reducen significativamente la probabilidad de una futura concepción.

La miomectomía es el tratamiento recomendado para eliminar los fibromas uterinos en mujeres de 40 años o más con infertilidad y en aquellas que desean quedar embarazadas, pues es un procedimiento que conserva el útero. Ante cualquier síntoma anómalo la mujer debería consultar con su médico.

En caso de que usted desee agendar una consulta con el Dr. Juan Rivero Corona, Ginecólogo en CDMX, no dude enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero se especializa en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las miomectomías.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Miomectomia-002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button