Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Cáncer de Mama

CÁNCER DE MAMA

El cáncer de mama es uno de los más frecuentes en la mujer, afortunadamente descubierto a tiempo, tiene cura. Se trata de tumoraciones que aparecen en la mamas de características malignas y que tienen a crecer y a invadir la sangre trasladándose a otros órganos del cuerpo. Hoy en día la ciencia tiene procedimientos para diagnosticar y tratar el cáncer de mama.

¿Qué es el Cáncer de Mama?

El cáncer comienza cuando las células sanas de la mama comienzan a cambiar y a crecer sin ningún control, formando una masa o grupo de células llamadas tumor. Un tumor puede ser canceroso o benigno. El tumor cancerígeno es maligno, lo que quiere decir que se puede crecer y expandirse a otras partes del cuerpo.

El cáncer de mama se disemina cuando crece en otras partes del cuerpo o cuando las células cancerosas se desplazan a otros lugares del cuerpo a través de los vasos sanguíneos y/o linfáticos. Esto se llama metástasis.

Esta guía cubre el cáncer de mama localmente avanzado y en estadios tempranos, que incluye los estadios I, II y III. La etapa del cáncer de mama describe dónde está el cáncer, cuánto ha crecido, si se ha diseminado y dónde se ha diseminado.

Aunque el cáncer de mama se disemina con mayor frecuencia a los ganglios linfáticos cercanos, también se puede diseminar aún más a través del cuerpo a áreas como los huesos, los pulmones, el hígado y el cerebro. Esto se denomina cáncer de mama metastásico o en estadio IV.

¿Cuáles son las causas del Cáncer de Mama?

Las causas que generan el cáncer en general no han sido bien determinadas por la ciencia; en el caso del cáncer de mama, se han investigado factores ambientales en combinación con una marcada propensión genética a padecerlo, por herencia, es decir si los ancestros de la mujer lo han padecido hay un factor hereditario que se manifiesta en un alto porcentaje en todas las mujeres de la misma familia consanguínea. No hay ningún indicador que señale cuando las células comienzan a reproducirse sin control, solo se puede conocer por historial médico factores de herencia y medio ambiente y prevención temprana.

¿Cuáles son los síntomas del Cáncer de Mama?

La mayoría de las mujeres con cáncer de mama no presentan signos ni síntomas durante el diagnóstico. Sin embargo, es posible que las mujeres con la enfermedad tengan cambios o síntomas en los senos. Muchas veces la causa de estos síntomas puede ser una condición médica diferente al cáncer.

Los signos y síntomas que deben discutirse con su médico incluyen:

  • Un bulto que se siente como un bulto firme o engrosamiento de la mama o debajo del brazo. Es importante sentir la misma área del otro seno para asegurarse de que el cambio no sea parte del tejido mamario sano en esa área.
  • Cambios anatómicos, forma, color o tamaño de alguna de las mamas.
  • Secreción del pezón que ocurre repentinamente, contiene sangre o ocurre sólo en un seno.
  • Cambios físicos, como un pezón invertido hacia adentro o una llaga en el área del pezón.
  • Irritación de la piel o cambios en la piel, como aspereza, hoyuelos, descamación o nuevos pliegues.
  • Mamas calientes, rojas, hinchadas, con o sin erupción, con una rugosidad que se asemeja a la piel de una naranja, llamada precisamente “piel de naranja”.
  • Dolor en los senos, particularmente dolor que no desaparece. El dolor no suele ser un síntoma de cáncer de mama, pero debe decírselo a su médico.

¿Cómo se diagnostica el Cáncer de Mama?

El diagnostico tiene varias fases de acuerdo con la clase en la que se encuentre el cáncer; siempre es preferible un diagnóstico temprano del mismo que con estudios de sangre, examen físico e imagen se puede prevenir un cáncer de mama invasivo; quizás la biopsia de la tumoración podría ser un diagnóstico definitivo y directo en este caso.

Una biopsia es la extracción de una pequeña cantidad de tejido para examinarlo bajo el microscopio. Otros exámenes pueden indicar cáncer, pero sólo una biopsia puede hacer un diagnóstico definitivo. Luego, un patólogo analiza la(s) muestra(s). Un patólogo es un médico que se especializa en interpretar pruebas de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades. Hay disponibles diversos tipos de biopsias donde las más comunes son dos, la del tipo quirúrgico y la prueba de aspiración profunda con angustia.

El ginecólogo especialista puede prácticar varios estudios para detectar o diagnosticar el cáncer de mama. También hacen exámenes para determinar si el cáncer se ha expandido a una parte del cuerpo que no sea la mama o los ganglios linfáticos debajo del brazo. Cuando esto sucede, se llama metástasis (consulte la guía del cáncer de mama metastásico para obtener más información). Los médicos también pueden hacer pruebas para determinar qué tratamientos podrían funcionar mejor.

Para la mayoría de los tipos de cáncer, una biopsia es la única manera segura para que el médico averigüe si una cierta área del cuerpo tiene cáncer. Durante la biopsia, el médico toma una pequeña muestra de tejido para analizarla en un laboratorio. Si no se puede realizar una biopsia, el médico puede sugerir que se realicen otras pruebas para ayudar a establecer un diagnóstico.

Esta lista describe las opciones para diagnosticar este tipo de cáncer. No todas las pruebas enumeradas a continuación se utilizarán para todas las personas. Su médico puede considerar estos factores al elegir una prueba de diagnóstico:

  • Tipo de cáncer que se sospecha.
  • Sus signos y síntomas.
  • Su edad y condición médica.
  • Los resultados de exámenes médicos anteriores.

La serie de pruebas necesarias para detectar un posible cáncer de mama generalmente comienza cuando una mujer o su médico descubren una masa anormal o calcificaciones a través de una mamografía de detección, o un bulto o nódulo en la mama durante un examen clínico o autoexamen. Con menos frecuencia, una mujer puede ver una mama enrojecida o hinchada, o un bulto o nódulo debajo del brazo.

Los siguientes exámenes se pueden utilizar para diagnosticar el cáncer de mama o para hacer un seguimiento después de que se haya diagnosticado el cáncer de mama.

Pruebas de Imagen

Los exámenes imagenológicos muestran imágenes del interior del cuerpo. Los siguientes exámenes imagenológicos se pueden realizar en la mama para conocer más acerca de un área sospechosa encontrada en la mama durante un examen de revisión.

  • Mamografía diagnóstica: La mamografía diagnóstica es similar a la mamografía de cribado, excepto que se toman más imágenes de la mama. Por lo general, se utiliza cuando una mujer experimenta signos, como un nuevo bulto o secreción del pezón. La mamografía diagnóstica también se puede utilizar si una mamografía de revisión encuentra algo sospechoso.
  • Ultrasonido: El ultrasonido utiliza ondas sonoras para crear una imagen del tejido mamario. Una ecografía puede distinguir entre una masa sólida, que puede ser cáncer, y un quiste lleno de líquido, que generalmente no es canceroso.
  • La resonancia magnética: utiliza campos magnéticos, en lugar de rayos X, para producir imágenes detalladas del cuerpo. Antes de la exploración, se administra un tinte especial, llamado contraste, para ayudar a crear una imagen clara de un posible cáncer. Este tinte se puede inyectar en la vena del paciente o se puede administrar en forma de píldora para tragar. Las resonancias magnéticas de los senos se pueden realizar después de que una mujer ha sido diagnosticada con cáncer, para monitorear el otro seno o para determinar qué tanto ha crecido la enfermedad en todo el seno. También se puede usar antes de la cirugía para determinar si la quimioterapia funciona para reducir el tamaño del tumor (ver Opciones de tratamiento). Una resonancia magnética de los senos también es una opción de detección, junto con una mamografía, en algunas mujeres con un riesgo muy alto de desarrollar cáncer de seno (ver Factores de Riesgo y Prevención).

La biopsia

  • Biopsia por aspiración con aguja fina: Utiliza una aguja pequeña para extraer una pequeña muestra de células.
  • Biopsia con aguja profunda: Utiliza una aguja más ancha para extraer una muestra más grande de tejido. Por lo general, es la técnica de biopsia preferida para determinar si una anomalía detectada en un examen físico o de imagen es cáncer. La anestesia local, que es un medicamento que bloquea el dolor, se utiliza para reducir la incomodidad del paciente durante el procedimiento.
  • Biopsia Quirúrgica: Elimina la mayor cantidad de tejido. Debido a que la cirugía se realiza mejor después de que se ha hecho un diagnóstico de cáncer, generalmente no se recomienda una biopsia quirúrgica como método para diagnosticar el cáncer de mama. Con mayor frecuencia, se recomiendan las biopsias con aguja profunda no quirúrgicas para diagnosticar el cáncer de mama.

¿Cuáles son los tratamientos para el Cáncer de Mama?

  • Quirúrgico: se considera médicamente que el tamaño del tumor puede ser invasivo por lo que se considera la extirpación parcial o tal de la mama afectada o de ambas su presenta cáncer en las dos.
  • Quimioterapia: la que es indicada para el cáncer de mamá, según consideración para reducir el tumor, la misma debe ser indicada por el ginecólogo y practicada por un especialista oncólogo.
  • Radioterapia: el tratamiento con radiación es practicada con el fin de reducir las formaciones tumorales en las mamas o en sus ganglios.

Si estás interesada en realizarte un estudio preventivo o un check up femenino para eliminar tus dudas respecto a la presencia de Cáncer de Mama en tu cuerpo, te invitamos a agendar una consulta con el Doctor Juan Rivero Corona, ginecólogo en CDMX. No dudes enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero es especialista en el diagnóstico y prevención del cáncer de mama.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Cancer-de-Mama-002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button