Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Malformaciones Uterinas y Patología Endometrial

MALFORMACIONES UTERINAS Y PATOLOGÍA ENDOMETRIAL

El útero participa en procesos clave del sistema reproductivo femenino que implican el transporte de espermatozoides, la implantación de embriones, la nutrición y el desarrollo fetal.

Por este motivo, las malformaciones uterinas congénitas (unicornio, bicornio, útero septo, entre otros) y la patología endometrial adquirida (pólipos endometriales, sinequias intrauterinas, cáncer de endometrio y fibromas) pueden influir negativamente en la fertilidad y en casos extremos poner en riesgo la salud y la vida de la mujer.

¿Qué son las Malformaciones Uterinas y la Patología Endometrial?

Las anormalidades uterinas se clasifican en:

  • Patología mural, que está relacionada directamente con las paredes del útero y por ende con las malformaciones uterinas, y
  • Patología endometrial o intraluminal, que incluye las alteraciones que pueden encontrarse en el interior de la cavidad uterina.

Las malformaciones uterinas surgen cuando durante el proceso de desarrollo embrionario de la futura mujer los denominados conductos müllerianos sufren alguna alteración y producen finalmente un útero con alguna deformidad.

Por otra parte la patología endometrial ocurre en cualquier momento luego del nacimiento de la niña, e incluye el conjunto de enfermedades que se desarrollan en el útero durante su vida.

Esto probablemente es debido a la influencia de los ciclos hormonales y agentes ambientales que pueden incidir en la generación de mutaciones o en la multiplicación anómala de células endometriales.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Malformaciones-Uterinas-001-compressor

¿Cuáles son las causas de las Malformaciones Uterinas y de la Patología Endometrial?

La mayor parte de las malformaciones uterinas son causadas por una disfunción que ocurre durante el desarrollo embrionario con los denominados conductos de Müller, esos conductos, que deben irse fusionando hasta producir un útero alojado en la zona central de la pelvis del feto, debido a una falla de la organogénesis derivan en una estructura uterina anómala o inexistente.

En un pequeño grupo de casos se puede originar una malformación uterina cuando se presentan infecciones durante el embarazo, si el feto es sometido a radiaciones o en el caso de que la mujer embarazada consuma algunas medicinas teratogénicas.

La patología endometrial es variada y debido a esa diversidad posee diversos agentes causales, los principales son:

  • Acción hormonal.
  • Citokinas proinflamatorias.
  • Factores de crecimiento.
  • Disminución o ausencia de ciertos micronutrientes.
  • Dispositivos intrauterinos.
  • Cambios post-operatorios.
  • Infecciones endometriales.
  • Sinequias o adherencias.

¿Cuáles son los síntomas de las Malformaciones Uterinas y la Patología Endometrial?

El principal síntoma que sugiere al médico la idea de una malformación uterina es la infertilidad, también cuando la mujer una vez embarazada siempre sufre abortos o los partos se complican y presentan antes del tiempo correspondiente. Así mismo, los niños nacidos de una madre con malformaciones uterinas, tienden a tener bajo peso.

Cuando existen malformaciones uterinas y patología endometrial, la paciente generalmente refiere padecer de un dolor pélvico recurrente que se intensifica durante el acto sexual. En cuanto a las características de los periodos menstruales, las mujeres pueden:

  • Carecer de ellos (amenorrea).
  • Tener periodos dolorosos (dismenorrea).
  • Ser demasiado abundantes (menorragia).

En el caso específico de la patología endometrial, la paciente puede tener además problemas urinarios e intestinales y abdomen inflamado.

¿Cómo se diagnostican las Malformaciones de Útero?

Para realizar el diagnóstico de las malformaciones uterinas y la patología endometrial, el especialista dispone de una batería de estudios de imagenología que le acercan a la realidad anatómica de la paciente.

Existen varios métodos de diagnóstico para la evaluación de la cavidad uterina como la histerosalpingografía (HSG), la sonohisterografía, la resonancia magnética, la histerosalpingografía virtual y la histeroscopia. Las cuatro primeras son modalidades exclusivamente diagnósticas, mientras que la histeroscopia es un estudio diagnóstico y terapéutico.

  • La HSG es el método más utilizado en el estudio de pacientes infértiles porque es fácil de realizar y tiene bajos costos. Sin embargo, esta modalidad es relativamente invasiva porque requiere el pinzamiento del cuello uterino para colocar una cánula en el orificio cervical externo y así llevar la sustancia de contraste a la cavidad uterina.
    La HSG también requiere la tracción del cuello cervical para evitar la superposición de estructuras del aparato ginecológico que pueden impedir la visualización y detección de la patología. La invasividad de este procedimiento puede estar asociada a complicaciones como hemorragias, infecciones y reacciones vasovagales.
  • La histerosonografía es un examen menos invasivo que la HSG, que permite la evaluación adecuada de la cavidad uterina mediante la instilación de solución fisiológica.
    Sin embargo, esta técnica de imagen no se utiliza ampliamente porque no proporciona información sobre el cuello del útero o de las trompas de Falopio. Por lo tanto, se necesitan otros métodos de diagnóstico para complementar la información.
  • La resonancia magnética es un estudio que se realiza principalmente para el diagnóstico de malformaciones uterinas. Sin embargo, no permite detectar toda la patología intraluminal asociada y no ofrece información de las trompas de Falopio.
  • Actualmente, una nueva herramienta de diagnóstico no invasiva está disponible, la histerosalpingografía virtual. Esta nueva modalidad proporciona, en pocos segundos y con una dosis de radiación muy baja, una excelente información sobre el útero y ofrece, simultáneamente, la evaluación del cuello uterino, las trompas de Falopio y la patología intrapelviana asociada.
  • La histeroscopia es un método diagnóstico y terapéutico y se considera la modalidad de referencia para la evaluación del útero, con la desventaja de que requiere anestesia. Esta técnica se utiliza más comúnmente para confirmar hallazgos sospechosos en otros métodos de diagnóstico.

¿Cuáles son los tratamientos?

Para cada uno de los tipos de malformaciones uterinas y patologías endometriales existe un tratamiento específico, por lo tanto el primer paso es que el especialista realice un diagnóstico objetivo de la paciente.

En algunos casos la solución es una corrección quirúrgica por histeroscopia, en otros se logra un embarazo con el empleo monitoreado de técnicas de reproducción asistida, de allí la importancia de una buena valoración médica.

En lo relativo a la patología endometrial los recursos a emplear también dependen del caso específico. Entre los tratamientos más frecuentes tenemos:

  • Uso de comprimidos de progesterona para la hiperplasia endometrial.
  • Cirugía para los casos de tumoraciones tales como pólipos, miomas, entre otros.
  • Histerectomía, quimioterapia y radioterapia en el cáncer de endometrio.

En general, las malformaciones uterinas y la patología endometrial son afecciones que además de incidir en la fertilidad de la mujer, le generan una serie de síntomas muy molestos que pueden ser el indicio de una enfermedad grave, por lo que lo más recomendable es acudir a un especialista.

En caso de que usted desee agendar una consulta con el Dr. Juan Rivero Corona, Ginecólogo en CDMX, no dude enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero se especializa en el diagnóstico y tratamiento de las malformaciones uterinas y patología endometrial.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Malformaciones-Uterinas-002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button