Agrarismo 208, Escandón II Sección, Miguel Hidalgo, CP 11800, CDMX L - V 9:00-18:00; S 9:00-15:00 55 4830 8430

Cirugía de Endometriosis

CIRUGÍA DE ENDOMETRIOSIS POR MÍNIMA INVASIÓN

Las mujeres de todos los grupos étnicos y sociales, predominantemente aquellas en edad reproductiva, pueden verse afectadas por la endometriosis. La endometriosis es un trastorno en el que un tejido similar al que recubre el interior del útero se encuentra fuera de él.

Este tejido endometrial sigue reaccionando a los cambios hormonales durante el ciclo menstrual, al igual que el tejido del interior del útero, lo que provoca una hemorragia interna.

Los sitios comunes de endometriosis son los ovarios, las trompas de Falopio, los ligamentos que sostienen el útero, el área interna entre el recto y la vagina, la vejiga, los intestinos y el revestimiento de la cavidad pélvica, a veces causando un dolor intenso.

Sin embargo, muchas mujeres no sienten ningún síntoma. El único indicador de que pueden tener endometriosis es la inexplicable incapacidad de quedar embarazadas cada mes. Afortunadamente la cirugía de endometriosis por mínima invasión es un procedimiento capaz de resolver este problema.

¿Qué es la cirugía de endometriosis por mínima invasión?

La endometriosis es una enfermedad crónica y el tratamiento de las pacientes afectadas es exigente e incluye analgésicos y terapias hormonales, intervenciones quirúrgicas conservadoras (por ejemplo, laparotomía), cirugías mínimamente invasivas (como la laparoscopia) o una combinación de ambas.

La cirugía de endometriosis por mínima invasión (laparoscopia) es una técnica quirúrgica que puede utilizarse para diagnosticar y tratar la endometriosis. Durante esta operación, el médico remueve los crecimientos y el tejido cicatrizante cortándolos o los destruye con calor intenso.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Cirugia-de Endometriosis-001-compressor

¿Para qué sirve la cirugía de endometriosis por mínima invasión?

El objetivo de la cirugía de endometriosis por mínima invasión, es tratar la endometriosis sin dañar el tejido sano del útero alrededor de los crecimientos anormales.

Con esta técnica, el cirujano puede reparar el revestimiento del útero a través de pequeñas incisiones con una precisión y control inigualables, además se evitan las complicaciones de una cirugía abdominal abierta.

¿Cómo se realiza la cirugía de endometriosis por mínima invasión?

La cirugía de endometriosis por mínima invasión se realiza generalmente mediante la técnica de laparoscopia, que es el procedimiento más común utilizado para diagnosticar y eliminar la endometriosis de leve a moderada.

En lugar de usar una gran disección abdominal, el cirujano introduce un instrumento visual iluminado llamado laparoscopio a través de una pequeña incisión. Si el cirujano necesita un mejor acceso, realiza una o dos incisiones pequeñas más para insertar otros instrumentos quirúrgicos.

El médico al realizar una laparoscopia verá los órganos internos para buscar signos de endometriosis y otros posibles problemas. Esta es la única manera en que la endometriosis puede ser diagnosticada con certeza.

En algunos casos los implantes endometriales son muy pequeños o se encuentran ocultos a la visualización simple, por lo tanto cuando el especialista da un diagnóstico de “sin endometriosis” siempre hace hincapié en la posibilidad de que sea un diagnóstico engañoso.

El médico retirará cualquier implante de endometriosis visible y el tejido de cicatrización que pueda estar causando dolor o infertilidad. Si se encuentra un quiste de endometriosis creciendo en un ovario (endometrioma), lo eliminará pues si lo deja es probable que se extienda.

El procedimiento de cirugía de endometriosis por mínima invasión consta de los siguientes pasos:

  • Se le aconsejará a la mujer que no coma ni ingiera líquidos durante al menos 8 horas antes de la laparoscopia.
  • La laparoscopia se realiza normalmente bajo anestesia general, aunque la paciente puede permanecer despierta si se le aplica anestesia local o espinal.
  • El procedimiento lo realiza un ginecólogo o cirujano.
  • El abdomen se insufla con CO2. El gas se inyecta con una aguja y empuja la pared abdominal lejos de los órganos para que el cirujano pueda verlos claramente.
  • El cirujano procede a realizar una pequeña incisión por donde entrará el laparoscopio para chequear el estado de las estructuras internas. Se pueden utilizar incisiones adicionales para insertar otros instrumentos para mover los órganos y estructuras internas de manera que se logre una mejor visualización.
  • El procedimiento suele durar de 30 a 45 minutos.
  • Si es necesario extirpar la endometriosis o el tejido cicatricial, el cirujano utilizará una de las diversas técnicas, incluyendo el corte y la extracción de tejido (escisión) o su destrucción con un rayo láser o corriente eléctrica (electrocauterización).
  • Después del procedimiento, el cirujano sutura las incisiones realizadas. Por lo general, las cicatrices son escasas o nulas.

¿Cómo es la recuperación de la cirugía de endometriosis por mínima invasión?

La cirugía de endometriosis por mínima invasión se realiza normalmente en un centro de atención ambulatoria. A veces la operación requiere una estancia en el hospital de un día.

Se le indicarán analgésicos en caso de presentar dolor y antibióticos para evitar cualquier infección posterior a la cirugía. Es probable que la paciente pueda volver a sus actividades normales en una o dos semanas.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de endometriosis por mínima invasión?

Los riesgos de la cirugía de endometriosis por mínima invasión son raros, pero incluyen:

  • Infección pélvica.
  • Sangrado incontrolado que resulta en la necesidad de una incisión abdominal más grande (laparotomía) para detener el sangrado.
  • Formación de tejido cicatrizante (adherencia) después de la cirugía.
  • Daño al intestino, la vejiga o los uréteres (los pequeños tubos que llevan la orina de los riñones a la vejiga).

La endometriosis puede causar hemorragias graves, dolor e infertilidad. Es posible que ante este padecimiento el médico recomiende la cirugía como una opción de tratamiento. Con los avances en las técnicas quirúrgicas se han ido desarrollando métodos novedosos donde el compromiso físico de la paciente es el mínimo.

La cirugía de endometriosis por mínima invasión permite la remoción completa de implantes endometriales profundamente penetrados o extendidos, a la vez que preserva el útero de la paciente.

La cirugía de endometriosis por mínima invasión puede tener mucho éxito y tratar el dolor y los problemas de fertilidad causados por la condición de endometriosis, esta intervención quirúrgica debe practicarla un médico especialista.

En caso de que usted desee agendar una consulta con el Dr. Juan Rivero Corona, Ginecólogo y Obstetra en la Ciudad de México, no dude enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Rivero se especializa en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la cirugía de endometriosis por mínima invasión.

Juan-Rivero-Ginecologo-en-Mexico-Especialista-en-Cirugia-de Endometriosis-002-compressor

Agendar Consulta

    Call Now Button